La fábrica de cecinas se ubica sobre una superficie de 1.500 metros cuadrados, con los más altos estándares de higiene y combinando la tecnología con la tradición.

Al llegar la materia prima se procede a un control de calidad para verificar su perfecto estado (temperatura, color y olor). Luego se almacena para mantener el producto fresco. Esta etapa contempla un sistema de alta tecnología de refrigeración, que va de los 0º Celsius a los -30º, según corresponda a cada etapa.



La elaboración de los arrollados de lomo, chileno, huaso,  crudo y de campo; diversidad de jamones, perniles, prietas, chorizos y longanizas, entre otros, se lleva a cabo en una sala, donde se limpia manual y prolijamente cada corte; luego otro operario se dedica a armar los arrollados manualmente.

Las cecinas pasan por una combinación de procesos industriales y artesanales, haciendo toda la preparación de sabores sin uso de productos artificiales o sucedáneos. Además, la condimentación se realiza con mezclas de especias naturales, con lo que se logra un sabor que nos evoca las antiguas tradiciones del campo.

Luego, cada producto pasa a un sistema de envasado, en variadas formas -embutidos o al vacío- con maquinaria de alta tecnología traída desde Europa. Esto con el fin de conservar mejor la calidad y el sabor del producto.

En cada paso, se realizan controles de calidad, se mantienen a la vista elementos de limpieza, sanitización y seguridad para la práctica de los cortes, mantención de la cadena de frío y una revisión permanente de las fechas de elaboración.


Video_arrollado

Preparación de arrollados


Corte_automatizado

Corte automatizado de carne


Video_envasado

Envasado al vacio


Video_inyeccion

Proceso de inyección



Casa Matríz: La Calera Carrera # 924 - Fono: (56) (33) 2333665 / Fábrica: Freire # 973 - Fono: (56) (33) 2333662
Distribuidora: Av. Adrián # 170 - Fono: (56) (33) 2334653 / Email: [email protected]